Tu dibujo es una mierda

“Tu dibujo es una mierda” no es una crítica.

Es la pobreza mental de quien te lo dice. “Ya”, dirás, “es que no aceptas las críticas”. Verás, una crítica es, por definición, constructiva. Es poner en palabras mi criterio (por eso se llama crítica) lo que yo percibo. Es pensar cómo sería si yo hubiera hecho lo que estoy percibiendo. Ahora bien, si expreso eso estoy explicando desde ese lugar, desde lo que yo pienso, de cómo se relaciona eso con el resto de cosas que sé, que creo y que siento. Esto que acabo de decir es lo que una crítica es. Ahora pensemos que objetivo cumple una crítica ¿Te has puesto a pensar el por qué le dices a alguien que es lo que piensas de su obra?

¿Por qué decir lo que pienso?

Si le digo a alguien que su dibujo puede ser mejor, pensando un poco como piensa esa otra persona, poniéndome en su lugar, entiendo mejor que es lo que ese otro quería lograr: que tal color fuera más brillante, que el brazo así o asá para hacer ver fuerza o lo que fuere. De esa manera, entendiendo desde el lugar del creador puedo aportarle algo que tal vez desconozca o haya pasado por alto, de esa manera el otro entiende, se nutre, aprende, pero además siente que yo lo estoy entendiendo y confío en que puede hacerlo mejor. Le estoy diciendo “creo en tus capacidades, sé que aún puedes hacerlo mejor”.

Decir “dibujas horrible”, “es un asco”, “deberías dedicarte a otra cosa” persigue otro objetivo ¿Y cuál es ese otro objetivo? Eso es como masturbarse en público, es acoso, es mierda. Es pensar que ya dije lo que quería y me liberé de eso y encontrar goce en el displacer del otro.

Los haters no cuentan

En palabras de un ser que admiro mucho que es Caisey Niestat: La opinión de los haters no cuenta, porque ellos no cuentan. Los haters, los que se la pasan criticando por el hecho de hacer sentir mal a alguien no aportan, no suman, no crean. Los haters y los “aplaudidores” no hacen más que mantener las cosas como están. Que nada se mueva, porque creen que el mundo gira en torno a su ego y como su ego es tan frágil y son tan poco adaptativos no saben qué hacer con lo diferente, con el cambio, con el otro.

Caisey Neistat: “los haters van a odiar, los creadores van a crear”

La mejor cosa que se puede hacer es pasar de ellos. Quien no suma solo es un lastre. Tú crea, tú confía en tus capacidades, tú escucha a quien te impulsa a mejorar. Mientras sigues creando ya estás haciendo más que quien te critica maliciosamente. Estás aprendiendo, estás mejorando, estás adquiriendo práctica, estás poniendo algo en el mundo que antes no estaba. Y el que te critica ¿Qué ha logrado?

¿Sabes qué? Vas a lograr grandes cosas pero solo vas a perder tiempo escuchado a quien tiene por meta la paja mental. Vas a superarte haciendo. Sin excusas, crea y sigue creando. Porque progresar es hacer cagada tras cagada hasta que encuentras eso que no es tan cagada y lo puedes repetir. Tu camino creativo es solo tuyo, nadie lo va a vivir por ti.

La actitud es lo que cuenta

La actitud que aprendí con el tiempo y que me sirve para la vida consiste en:

  • Si veo algo que alguien hizo y no me gusta simplemente no digo nada, salvo que ese algo sea dañino. El hecho de “hacer” ya es un acto de coraje y eso ya tiene un valor por encima de no hacer nada.
  • Si veo algo que alguien hizo y me gusta se lo hago saber porque me hace sentir bien y eso es una forma de recompensar al que lo ha hecho.
  • Si alguien hace algo que daña a otro hay que hacerlo saber, fuerte y claro, no callar.
  • Si alguien me hace notar algo que había pasado por alto y lo hace de manera que yo lo pueda entender no solo desde lo intelectual sino desde la empatía lo tomo muy en cuenta.
  • Si alguien me pide cambiar algo que hago y realmente no es algo que tenga importancia para mí, lo pongo en la balanza para ver si me sirve o no.
  • Si alguien trata de imponerme una idea solo por el hecho de imponerse, existe una gran posibilidad de que a esa persona le indique la puerta de salida.
  • Las ideas son para superarlas, para mejorarlas y mejorarse. Siempre poner en duda mis ideas cuando sepa que pueden ser mejores o reemplazadas por otras. Si esa observación viene de otra persona de manera cariñosa agradecerlo siempre.

Nadie que quiera que progreses va a tratar de imponerse, ni va a tratar de invadirte, de hacerte perder el tiempo. Quien quiera que progreses va a mostrarte formas de superarte a ti mismx, desde tu lugar, desde tu autonomía. Tú eliges lo que dejas entrar y lo que dejas salir de tu vida.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *