Akira

Akira. Un antes y un después en la animación.

akira Katushiro Otomo

Películas anime que deberías ver antes de morir: Akira

Hay pocos animes con el impacto que tuvo Akira. Gracias a esta película la animación japonesa se abrió paso en el continente americano y puso la vara bastante alta.

Akira está basado en el manga homónimo de Katushiro Otomo, pero el film fue en realidad lanzado dos años antes de que el manga estuviese completo. Afortunadamente, Otomo fue capaz de dirigir y ayudar en el guion de la película, así el tono del trabajo original se preservó en el resultado final.

Sinopsis

La historia se desarrolla en un futurista “Neo-Tokyo”, reconstruido de las cenizas del Tokyo original que fue devastado años antes. Pandillas de motociclistas y señores de las drogas se adueñan de las calles de Neo Tokyo cuando el sol se pone. Mejores amigos (y rivales personales) Tetsuo y Kaneda son adolescentes a quienes les interesa tres cosas: chicas, motocicletas y drogas. Al principio del film, otra pandilla de motociclistas desafía a la de banda de Kaneda, llevándonos así a una de las mejores escenas de acción de la historia del anime.

 

 

Durante la carrera, Tetsuo choca su motocicleta en un intento de evitar atropellar lo que parece ser un niño. Al día siguiente él comienza a tener jaquecas y es apresado por las fuerzas militares sin apenas explicaciones. Rápidamente descubre que él está desarrollando poderes psíquicos y que no es el único con esas habilidades. Así comprende que la fuente de la misteriosa explosión que destruyó la ciudad años antes, fue culpa de uno de estos psíquicos: Akira. Esto desencadena el viaje destructivo de Tetsuo para revivir a Akira, y la esperanzada misión de Kaneda de detener a su amigo antes de que sea tarde.

 

Lo que nos deja Akira

La historia de Akira es una enrevesada trama que se centra en la lucha por la amistad y los peligros de un conocimiento prohibido y poder ilimitado. El viaje de Tetsuo está alimentado por sus celos hacia Kaneda, y el de Kaneda por la venganza de la destrucción de Tetsuo. Aunque muchas de las conversaciones los muestra gritándose uno al otro, la película nos provee varios flashbacks que muestran como ambos se conocieron, con Kaneda siempre siendo una especie de protector para Tetsuo, haciendo la misión de Kaneda de matar a Tetsuo mucho más difícil de digerir. Es una película que realmente prueba los límites de la hermandad y explora el dilema de tener a un ser querido seducido por un poder sin límites.

Además de la fuerte carga del tema psicológico, Akira es una alucinante aventura de ciencia ficción que te mantiene al borde del asiento todo el tiempo. Raramente baja de velocidad, y cuando lo hace, es cuando los espectadores pueden recobrar el aliento de la constante acción y enfocar la mirada en que está pasando en Neo Tokyo. Creo que luego de verla un par de veces el mensaje se hace más relevante y demuestra el peligro de la búsqueda del conocimiento y el poder que roza lo Lovecraftiano (si tal palabra existe)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *